Es recomendable que se solicite una vez al año el mantenimiento de calderas en Madrid centro si se quiere extender su vida útil aunque sean relativamente nuevas y se crea que no es necesario solicitarlo. Como los primeros años las calderas no suelen dar problemas, es fácil olvidarse y descuidar su mantenimiento, cuando en realidad un mantenimiento anual de unos pocos minutos compensa y alarga sus años de correcto funcionamiento.

Algunas personas deciden mantener su caldera por cuenta propia, pero es recomendable acudir a auténticos profesionales para el mantenimiento de calderas en Madrid centro y evitar así imprevistos y otros peligros derivados de manipular calderas eléctricas o de gas. A continuación, te detallamos algunos de los motivos por los que se debe solicitar una inspección anual:

- Cuando el agua es bombeada al interior de la caldera, poco a poco se genera en el fondo un sedimento debido a los distintos minerales que son arrastrados por el agua. Dependiendo de la calidad del agua, este sedimento puede afectar considerablemente a la eficiencia de la caldera. Si se descuida, la caldera no solo calentará menos, a la larga puede afectarle la corrosión hasta el punto de que se deba cambiar toda la unidad. Cambiar toda la unidad es muy costoso y fácil de prevenir.

- La válvula de descarga de presión se abre automáticamente si la presión dentro de la caldera es muy alta. Un exceso de presión podría hacer explotar la caldera.

- Además se deben considerar ruidos extraños, presiones insuficientes, olor a gas, vibraciones, llamas que no se encienden o tuberías obstruidas.

Desde Termiservicio hemos detallado algunos de los principales motivos por los que se debe realizar una inspección anual para extender la vida de la caldera. Operar una caldera por cuenta propia puede provocar lesiones importantes, por lo que te recomendamos nuestro servicio altamente cualificado.